Para muchas personas, ponerse y quitarse los guantes de protección es una tarea cotidiana que incluso pueden llegar a realizar varias veces al día. Cuando un hábito se convierte en algo natural, resulta sencillo seguir haciéndolo como siempre. Pero, ¿sabía que no solo existe una forma correcta de ponerse y quitarse su equipo de protección individual (EPI), sino también una terminología correcta?

Los guantes desechables son muy valiosos para garantizar la seguridad en un amplio abanico de sectores y aplicaciones. Los guantes de protección son esenciales para evitar la contaminación tanto en la higiene alimentaria como en el trabajo de laboratorio, o incluso en los hospitales. En inglés, los términos oficiales para ponerse y quitarse los guantes desechables son don y doff. Si el usuario no se pone y quita correctamente los guantes desechables, puede quedar expuesto a sustancias nocivas.

No cabe duda de que la seguridad es siempre el factor más importante. No obstante, algunos de los inconvenientes de los guantes desechables son los residuos que deja y el impacto medioambiental. La revolucionaria Eco Best Technology® (EBT) de SHOWA nos ha permitido crear la primera protección para las manos de nitrilo biodegradable del mundo. Nuestra selección, líder del mercado, de guantes desechables biodegradables, como el SHOWA 6110PF, ofrece la misma calidad y protección y es mejor para el planeta.

Además de saber quitarse y ponerse un guante correctamente, es fundamental escoger el guante adecuado para cada tarea. Por ejemplo, en condiciones de poca luz, un guante fluorescente como el SHOWA 707HVO ofrece una mejor visibilidad de los desgarros y orificios. Sin embargo, cuando trabaje con productos químicos, aceites y materiales abrasivos, podría considerar un guante con una mayor protección del antebrazo y un material más grueso, como el SHOWA NSK24.

En esta guía, le daremos instrucciones para ponerse y quitarse los guantes desechables de forma adecuada y responderemos algunas de sus preguntas frecuentes.

Cómo ponerse (don) un guante desechable

Conocer y seguir los pasos para ponerse un guante desechable puede marcar la diferencia entre una práctica segura y un riesgo para la salud y la seguridad. La máxima protección es esencial, de modo que seguir estas instrucciones le ayudará a estar protegido frente a lesiones y enfermedades en el puesto de trabajo.

Paso 1: Inspeccionar el guante

El primer paso para ponerse guantes es sacarlos del paquete. Inspeccione el guante para asegurarse de que no hay orificios ni desgarros y, por tanto, es seguro usarlo.

Cualquier rotura en el guante, por pequeña que sea, puede exponerle a sustancias nocivas como productos químicos, virus y bacterias.

Paso 2: Alinear el guante con la mano

Si los guantes son ambidiestros, se pueden usar en ambas manos. En caso de que no lo sean, alinee los dedos y el pulgar del guante con la mano correcta antes de ponérselos.

No llevar el guante en la mano adecuada puede producir una fricción en la que se amontone el exceso de material, lo que posiblemente provocará desgarros y una exposición a peligros.

Paso 3: Introducir la mano

Introduzca los cinco dedos en el puño del guante y tire del puño sobre la muñeca hasta que el guante esté bien colocado.

Asegúrese de que el puño esté totalmente subido para impedir que entren sustancias o suciedad en el guante.

Paso 4: Comprobar el ajuste

Compruebe que el ajuste del guante alrededor de los dedos y la palma es seguro. Compruebe también el puño, que debe quedar bien ajustado a la muñeca.

Si el ajuste resulta demasiado apretado o demasiado flojo, considere cambiar de talla para evitar desgarros o molestias.

Cómo quitarse (doff) un guante desechable

Cuando se quita un guante, simplemente tírelo y olvídese de él. Así de fácil, ¿verdad? Sin embargo, quitarse los guantes correctamente es esencial para protegerse de peligros, incluso más que cuando se los pone.

A la hora de quitarse el guante, es probable que haya sustancias químicas o biológicas en la parte exterior del material. En caso de que no se quite y deseche correctamente el guante, el riesgo de contaminación es extremadamente alto.

Paso 1: Agarrar el borde exterior del guante

Con una mano con el guante puesto, agarre con dos dedos el borde exterior del guante cerca de la muñeca, con cuidado de no tocar la piel.

Nunca deberá tocar la parte exterior del guante desechable con la mano desnuda.

Paso 2: Retirar y sostener el guante

Con el borde exterior que ha agarrado, quítese el guante de la mano asegurándose de darle la vuelta. Agarre el guante que se ha quitado con la mano que aún tiene el guante.

Paso 3: Deslizar el dedo dentro del guante

Con cuidado de no tocar el exterior del guante, deslice el dedo sin guante por debajo de la muñeca del otro guante.

Paso 4: Quitarse el segundo guante y tirarlo a la basura

Con el dedo que está dentro del guante, retire el otro guante mientras sigue agarrando el guante retirado con la mano enguantada. Cuando el guante esté al revés, cree una «bolsa» que contenga los dos guantes y, de ese modo, todos los peligros estén recogidos de forma segura. Tire la «bolsa de guantes» a la basura y lávese muy bien las manos.

Preguntas frecuentes acerca de ponerse (don) y quitarse (doff) un EPI

¿Cuándo debe utilizar un guante desechable?

Según la Organización Mundial de la Salud, la finalidad de los EPI, como los guantes desechables, es evitar o minimizar la exposición a peligros, entre los que se incluyen:

  • Peligros biológicos
  • Peligros químicos
  • Peligros radiológicos
  • Peligros eléctricos
  • Peligros mecánicos

Numerosos sectores utilizan guantes desechables para proteger a sus trabajadores de riesgos laborales. El sector más asociado a los guantes desechables probablemente sea el de la atención sanitaria, si bien también se utilizan con frecuencia en los sectores farmacéutico, minero, químico y de la construcción.

¿Qué significan los términos ingleses don y doff?

Los términos ingleses don (ponerse) y doff (quitarse) hacen referencia a la retirada segura y correcta de equipos de protección individual, como guantes, gorros y viseras. Ponerse y quitarse estos equipos de forma incorrecta expone al usuario a peligros que pueden provocarle lesiones o enfermedades.

¿De dónde proceden los términos don y doff?

El primer uso de los términos don y doff se remonta a la época anglosajona en Inglaterra, en la que do on y do off eran los verbos preposicionales que significaban «ponerse» y «quitarse» (en la actualidad, put on y take off, respectivamente). Con el paso del tiempo, estas expresiones se abreviaron hasta formar las palabras don y doff.

El proceso de ponerse (don) y quitarse (doff) los guantes

Ponerse y quitarse correctamente los guantes desechables es un proceso sencillo pero que marca la diferencia para la seguridad de su lugar de trabajo. Si se quita los guantes de forma incorrecta, quedará expuesto a todos los peligros que trataba de evitar llevando un EPI. Asegúrese de seguir las instrucciones correctas para mantener su seguridad y reducir el riesgo de lesiones y enfermedades.

Como hemos mencionado, la elección del guante correcto para el trabajo es un paso esencial para una protección adecuada de las manos.

Esta web usa cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y hacer estadísticas de datos de uso. Acéptalas antes de seguir navegando para poder disfrutar de todos sus contenidos con plena funcionalidad. Si quieres más información o modificar su configuración, visita nuestra Política de Cookies.